Noticias

El interiorismo se incorpora en nuevos proyectos residenciales eficientes

el-interiorismo-se-incorpora-en-nuevos-proyectos-residenciales-eficientes 11/06/2019

• El valor estético de los espacios y la eficiencia energética comienzan a avanzar de la mano. Un interiorista y una inmobiliaria expertos en el tema explican cómo ambos conceptos conviven dentro de los nuevos proyectos que apuntan a reducir el consumo y disminuir su impacto al medioambiente.

Santiago, Junio 2019.- La eficiencia energética se ha convertido en un atributo cada vez más deseable, adoptándose no sólo en los aparatos de uso diario, sino también en los nuevos proyectos inmobiliarios. Por bastante tiempo, se ha criticado que los diseños eficientes de casas y edificios sacrifican o limitan el valor estético de los espacios, posicionando la idea de que este tipo de viviendas no ofrecen un gran interiorismo.

Sin embargo, la evolución de las técnicas constructivas hacia estrategias de diseño pasivo, han ido cambiando esta tendencia. “Se trata de proyectos que basan su eficiencia principalmente en una adecuada aislación térmica y hermeticidad del edificio, complementado con un sistema de ventilación que renueva el aire interior. Por lo tanto, al ser menos invasivo, permite desarrollar un interiorismo de buen estándar y adecuado para el cliente que va a vivir ahí”, explica Loreto Malig, subgerente Comercial de Inmobiliaria Urbes, que desarrolló un proyecto de alta eficiencia en Ñuñoa y encargó el trabajo de interiorismo a Orlando Gatica Studio.

Orlando Gatica concuerda con la apreciación de que la eficiencia energética no es impedimento para desarrollar un buen estándar de diseño, “Cuando la eficiencia y la sustentabilidad están en el ADN de un proyecto inmobiliario, el interiorismo también se empapa. De hecho, es todo lo contrario, porque al ser proyectos de alto estándar constructivo, eso te exige un alto estándar de diseño interior y, sobre todo, un manejo acabado de las técnicas constructivas”, sostiene.

Lo principal, dice Gatica, es respetar las consideraciones técnicas del proyecto. “Como, por ejemplo, tener en cuenta que el edificio debe respirar por un sistema especial y considerar eso en el diseño”. Por otra parte, si el objetivo del proyecto es mantener el confort térmico interior, “el diseño debe conducir y aprovechar la luz que entra por las ventanas. La luz es un recurso sustentable, por lo tanto, se cuida y mucho en estos proyectos de eficiencia. Por eso, hemos puesto mucho cuidado en la selección de los materiales del interior, de manera que rescaten y pongan en valor la luz y sobre todo, como se ve la luz natural”. Añade que en general hay más cuidado al elegir cada detalle, “para no perder esa característica, para que la sustentabilidad se trasmita en los pasillos, en la cocina, en los dormitorios. En ese sentido, el diseño debe ser coherente”, explica.

Loreto Malig de Inmobiliaria Urbes aclara que este tipo de definiciones dependen de cuánto las empresas desarrolladoras estén dispuestas a invertir, “pero que, sin duda, son atributos cada vez más valorados por los nuevos clientes, ya que saben que tienen una repercusión muy positiva en su calidad de vida y están muy informados de la tendencias que se están imponiendo en otros países”, concluye.

← Volver